Cruzando el mundo a bordo del Southern Cross

Historia de William Benson

Hace pocos días, con motivo del Word Mobile Congress, hemos encontrado, en nuestro libro de registro de huéspedes, a William Benson, un cliente con una historia un tanto especial que nos ha parecido lo suficientemente curiosa e interesante como para compartirla. La historia dice así:
Corría el año 1962 cuando la familia de William, de 6 años de edad, que se había visto obligada como tantas otras familias de la época a emigrar hacia tierras australes tras finalizar la segunda guerra mundial, decidió regresar a casa. A bordo del SS Southern Cross, un transatlántico que en aquellas fechas cubría la línea entre Australia y Reino Unido, el pequeño William y su familia partían esperanzados hacia tierras británicas, siguiendo la estela de la Constelación de la Cruz del Sur, constelación que debe su nombre al marino y navegante portugués Hernando de Magallanes y que, aun siendo la más pequeña de de las constelaciones, es una de las más famosas.

El SS Southern Cross

SS Southern Cross, barco que hacía la ruta Reino Unido a Australia
SS Southern Cross

El SS Southern Cross, construido en 1955, fue el primer buque de pasaje de más de 20.000 toneladas de peso y con capacidad para 1.100 pasajeros en clase turista, clase única en la que todos tenían acceso a las diferentes salas: biblioteca, cine, sala de baile, taberna, piscinas..etc.

Tras un largo viaje de aproximadamente un mes, los Benson llegaban a Reino Unido, su tierra de origen. Durante el tiempo que duró el trayecto el pequeño William descubrió el placer de navegar, la inmensidad del mar, el valor de la amistad y la excitación de la aventura. Sin ninguna duda, aquel viaje, aquella experiencia, aquellos días de su vida a bordo del Southern Cross quedaron grabados en su mente y en su corazón.
51 años después, concretamente en Febrero de 2013, William Benson viaja a Barcelona para asistir al World Mobile Congress y es entonces, cuando en su búsqueda de alojamiento, descubre el Southern Cross, nuestro velero amarrado en el Real Club Náutico y dedicado a organizar eventos, además de albergar huéspedes.
Sin dudarlo, William reservó emocionado un camarote en el Southern Cross, que, aun no siendo el mismo barco que le condujo de nuevo a casa cuando era un niño, sí le hizo rememorar emociones y momentos vividos.

El pequeño William a bordo del SS Southern Cross
El pequeño William a bordo del SS Southern Cross

Y así fue como William Benson nos explicó su historia, ilusionado como un niño que, a la edad de 6 años y acompañado por la Cruz del Sur, descubrió al gran aventurero que todos llevamos dentro.

Gracias William!

 

 

 

 

 

Imágenes del SS Southern Cross